Camino al Medio Día

Mesa considera que es "error capital" pretender que faltas del pasado justifiquen las de hoy

12 de Septiembre de 2017 Visitado 122 veces
Subrayó que el Gobierno perpetuó en lo malo el camino de sus antecesores y no recogió lo bueno que dejó esa experiencia.
Mesa considera que es

Expresidente Carlos Mesa. Foto: El Potosí

(ANF).- El expresidente y actual vocero de la causa marítima, Carlos Mesa, sostuvo este lunes, respecto al sistema de justicia en el país, que pretender que las faltas del pasado justifiquen las de hoy es un “error capital”.

Asimismo dijo, en referencia a las elecciones judiciales, que elegir a medio centenar de magistrados cuya tarea es administrar justicia con profesionalidad y ética, “es una tarea imposible por voto popular”. 

“Que la justicia sea igual para todos, no se ha cumplido. La percepción de la gran mayoría de los bolivianos es que no se puede confiar en nuestra justicia. El error capital es pretender que los malos manejos del pasado justifican los malos manejos de hoy. Si una razón por la que se eligió a los actuales mandatarios fue, entre otras, una revolución ética, es muy pobre justificar el daño de hoy estigmatizando el daño de ayer”, manifestó por medio de su blog.

Remarcó que es absurdo suponer que un votante puede tener elementos de juicio sobre los candidatos a partir de noticias fragmentarias o explicaciones igualmente fragmentarias en los medios sobre sus respectivas trayectorias. 

Aprender de la experiencia

Mesa subrayó que el Gobierno perpetuó en lo malo el camino de sus antecesores y no recogió lo bueno que dejó esa experiencia.

En su primera etapa (2006-2009), indicó, el Poder Ejecutivo descabezó al Poder Judicial, especialmente el Tribunal Constitucional para evitar cualquier objeción legal a los pasos que dio vulnerando la anterior Carta Magna, para luego, con la nueva Constitución Política del Estado “preparar una cabeza del Órgano Judicial totalmente complaciente a sus deseos”. 

El resultado de la gestión 2011-2017, de la elección de magistrados, se puede calificar sin temor a error, como “una de las peores de toda la historia del Poder Judicial en democracia desde que somos República”. 

“Lo dramático es que aún a sabiendas de ello y aún habiéndolo reconocido públicamente el Presidente y el Vicepresidente, el mecanismo de renovación para las elecciones de 2017 adolece de los mismos problemas que tuvo en 2011, con un agravante; en 2011 y, a pesar de la abrumadora respuesta popular con el voto nulo y blanco (60% del total de los votos emitidos), se le dio a los jueces el beneficio de la duda. Ese beneficio fue lanzado por la borda y está perdido. Por eso, el proceso que conduce a la elección del 3 de diciembre nació muerto”, apuntó.

Volver
 

 
comments powered by Disqus